jueves, 31 de marzo de 2011

Los colores

Hace un tiempo, creo que dos años atrás, una pregunta incontestable apareció en mi marote: ¿Vemos todos los mismos colores?

¿Lo que para mí es el color Rojo, otro lo verá como yo veo el Azul (por ejemplo), y él a su vez verá el Azul como yo veo el Amarillo?

A todos nos enseñaron de chicos los colores, y (exceptuando los daltónicos) casi ninguno presentó problemas para recordar cada uno. Pero las limitaciones de nuestro lenguaje no nos permiten describirlos. Por ende, si algo es Rojo, la mejor manera de describirlo es diciendo su color. No hay manera de explicar el Rojo. No hay forma de intentar transmitir las ondas visuales producidas por determinada tonalidad.

Algunos pueden decir "Sí, podés describir al Rojo en términos de temperatura, diciendo que es un color cálido e intenso, que transmite calor" pero esas sensaciones son aprendidas. Gran parte de la gente tiene esas sensaciones al ver algo Rojo, pero se debe a las ondas que este color emana, y no al color en sí. Por lo tanto, si Gerardito ve al color Rojo como yo veo al color Azul, las sensaciones que nos van a provocar van a ser las mismas, aunque el color sea opuesto.


Esta es alguna de las preguntas sin respuesta que de vez en cuando me formulo. Y no tiene respuesta porque el ser humano no conoce (aun) manera lógica y comprobable de conocer la visión de los demás. No existe forma de objetivar lo subjetivo. Por eso, no se para que me gasté escribiendo esto si nadie puede responderlo.

7 comentarios:

  1. Siempre me pregunté eso.
    Y es algo muy similar a esas preguntas filosóficas que proveen la sensación de vacío en el alma por no poder contestarlas. Esa angustia, esa bronca, esa impotencia, pero que de alguna manera, en lo mas profundo de la conciencia nos gustan. Porque reflejan la finitud del ser humano, su imperfección, su gloria! La cual nos permite deslumbrarnos, cuestionarnos y superarnos constantemente. Esa gloria de la que los dioses eternos, omnipotentes y omniscientes carecen y envidian a nosotros los seres mundanos...

    ResponderEliminar
  2. Me olvidaba.

    +1 y buen tema! ^^

    ResponderEliminar
  3. Yo también me pregunté lo mismo en su momento. Y fui más allá. ¿Todo lo que vemos, oímos, sentimos, gustamos, olemos, es lo mismo?

    Si tomamos por ejemplo los sentidos del gusto y el olfato, se prodría concluir que es muy probable que no todos percibamos los mismos olores/gustos. Aunque sean químicamente probados iguales, para las personas estas son cosas muy subjetivas. Y las descripciones de "dulce, salado, amargo, agridulce" etc las hicimos en base a ellos mismos, como los colores.

    Igual, me quedo con que todos percibimos la realidad de la misma manera. Y este es el por qué: en el ojo tenemos receptores para tres colores: el azul, el verde y el rojo. No escuché de prueba científica o no que diga que esos receptores varían de individuo a individuo. En todo caso se heredarían las variaciones. Si se puede probar que los perros ven en distintos colores, por que no los humanos? para mi en algun momento tendria que haber una discrepancia, pero nunca la hubo, no te parece?

    ResponderEliminar
  4. Sí, supongo que podría haberse comprobado. Pero tal vez no. Tal vez la manera de comprobarlo es imposible e inconcebible para el humano, y los estudios conocidos no arrojen ningún resultado diferente.

    Los demás estímulos (como el gusto, olores, etc) también pueden ser percibidos de distinta forma (de hecho lo son, porque sino a todos nos gustaría lo mismo). Yo simplemente utilizo el ejemplo de los colores porque me resulta más gráfico y explicable.

    ResponderEliminar
  5. Me parece que esto se puede comprobar con los espectros de la luz, cada color depende de una amplitud de ondas determinada. Además tienen una influencia en lo físico, por ejemplo si dejás una tabla negra o azul al sol, sabemos que va a retener el calor mucho más que una tabla blanca. Y eso tiene una explicación física, de que el blanco y los colores claros disipan y reflejan más el calor y la luz. Por lo tanto si vos tenés una tabla naranja, va a reflejar siempre de la misma manera el calor, no sería posible que otros la vean como un color oscuro, ya que eso implicaría que al verla oscura además debería variar el grado de reflexión de calor de ella, o sea que habría una realidad física para cada persona de acuerdo a su percepción de los colores, pero esto no es así.

    No soy físico ni filósofo ni nada, pero me parece que eso lo explica.

    ResponderEliminar
  6. yo también me lo he preguntado ^^ y justo este año vi en física q la percepción q se tiene de un color (ya sea de su matiz o su brillo, depende mucho de las condiciones exteriores y del observador. Por eso, se han hecho mediciones con un gran número de individuos y por el promedio han sacado por ej, q la longitud de onda a la q el ojo humano es más sensible es la q corresponde a 555 (amarillo verdoso). Esta "medida" tiene un nombre, si no me equivoco es Sensibilidad visual.

    ResponderEliminar
  7. Ja, niiiiiii me cuestioné esto los últimos años. La percepción de la realidad es subjetiva, por eso es tan fascinante vivir y tan aburrida la vida.

    ResponderEliminar