domingo, 4 de marzo de 2012

Democracia

En todo el Mundo, y sobre todo en Argentina, se le da un valor incalculable a la democracia, debido a las oscuras épocas en las que esta no estuvo presente. De esta manera, la palabra "Democracia" se encuentra ubicada en una especie de pedestal, y todos se escudan en que es el mejor sistema posible para defenderla. Ahora, ¿Es cierto esto?

El diccionario define la palabra "Democracia" como "Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno" o "Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado". Pienso que esta definición entra en inmediata contradicción al momento de elegir a una sola persona como ente representativo del pueblo. Es decir, la democracia actual es un sistema medianamente eficiente, pero podría serlo mucho más, por ejemplo, llamando a votación popular (no obligatoria) cuando se está tratando una ley en el senado, antes o después, eso no importa, pero que cualquier modificación a la Constitución tenga un paso por las urnas.

Realmente ignoro si algún país aplica o ha aplicado alguna vez un sistema similar, pero me resulta lo más justo, pues un presidente puede ser de profundo agrado para gran parte del pueblo, pero dudo que el mismo porcentaje de ciudadanos lo apoye en todas sus medidas por igual. De esta forma, llevando a votación popular no obligatoria las decisiones trascendentales tomadas por el gobierno, el compromiso ciudadano sería mucho mayor que poner un sobre en una urna cada cuatro años, y de esta forma la responsabilidad ciudadana también crecería. Además, los medios de comunicación dejarían de hablar "por la gente", y se conocería de manera objetiva la opinión popular.

Obviamente que una medida así tendría que analizarse profundamente para solucionar sus defectos (tales como el método de convocatoria, el porcentaje necesario para llegar a un acuerdo, etc), pero son detalles menores en comparación a la gran mejoría que supondría instalar un sistema así.

3 comentarios:

  1. Corto y preciso! Muy bueno y gracias.


    Alan

    alan_martin09 en taringa

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Siempre he pensado lo mismo.
    Además no es tan difícil hacer votaciones seguido. Por ejemplo hace poco en un país (creo que fue Islandia) se armaron una constitución Open Source en la que participó todo el pueblo por medio del Internet.

    Buena reflexión, pero antes de que se de un cambio como este, habría que preparar y educar a la gente.

    ResponderEliminar
  3. Democracia directa a la Suiza

    Suiza tiene un sistema político bastante extraordinario. Sus características básicas:

    La confederación de 23 cantones [cantón = estado miembro de la federación].
    3 cantones se han divididos en 6 cantones medios


    El gobierno, el parlamento y los tribunales en 3 niveles:
    - federal
    - cantonal
    - comunal
    (las aldeas pequeñas tienen las reuniones de todos ciudadanos en vez de parlamentos, los tribunales locales son comunes a varias comunidades).


    Parlamento nacional a dos camaras:
    - consejo nacional: representación proporcional de la población
    200 miembros
    - consejo de los estados: representación de los cantones
    46 miembros, 2 por cantón (1 por cantón medio)


    Los referéndumes frecuentes en leyes nuevas o cambiadas, los presupuestos etc,
    - algunos de ellos obligatorio (asuntos importantes)
    - los otros "facultativos" (sólo si 50.000 ciudadanos lo demandan).


    La "iniciativa popular": los ciudadanos ordinarios pueden proponer los cambios a la constitución, si ellos pueden encontrar partidarios (100.000 votantes). El parlamento lo discutirá, propondrá probablemente una alternativa y después todos ciudadanos pueden decidir en un referéndum de aceptar la iniciativa, la propuesta alterna o permanecer sin cambio.

    Cada vez que alguien propuso democracia directa áquí (sobre todo en las discusiones de universidad) se le reprochó que ésta sólo funcionaba en Suiza y que era impracticable en un país tan vasto como éste, además de mucho más poblado que Suiza. Sin embrago es cierto que ahora se dispone de medios electrónicos que podrían resultar eficaces a la hora de convocar un referéndum y votación popular sobre algún tema específico, fuera de las elecciones ordinarias. Un paso significativo en tal sentido se está dando a través del plan 'Conectar Igualdad' si a través de éste se logra que cada familia disponga de una terminal conectada a internet desde la cual emitir su opinión/voto u otro método participativo.

    ResponderEliminar